Sé(p)tima semana, o cómo ser un alemán más

Hola, chavales. Bienvenidos una semana más a Viviendo en Doichland. Esta semana vamos a hablar de qué hay que hacer para ser un alemán. Por supuesto, todo esto es acorde a las experiencias que estoy viviendo, no es una guía definitiva. Para una guía te puedes comprar el libro de “Cómo ser alemán en 50 sencillos pasos” en versión bilingüe inglés-alemán, que es clave.

Los elementos socializadores que he visto tras estas semanas aquí son los siguientes:

  • Tener perro. Es el mayor elemento socializador. Adecuado para familias. No tanto para alquileres como el mío, así que descartado. Tendré que intentar otra cosa.
  • Tener bicicleta. Hablamos de esto en mi entrada de la segunda semana, pero la verdad es que me está pareciendo complicado encontrar una bicicleta (a un módico precio).
p61113-085146
Cuervo disfrutando de la vida tras un graznido. Estación central. Hanóver
  • Vivir en un bloque sin ascensor. Yo tengo suerte y vivo en un segundo, pero, cuando visito a mis amigos que viven en un cuarto o en un quinto, se nota. Ya me tienen el vaso de agua sin gas preparado.
  • La ropa. Hay especialmente dos marcas de ropa que me persiguen allá donde vaya: The North Face y Jack WolfskinLa verdad que son marcas especializadas en ropa para aguantar el frío y se agradecen. Lo que no se agradece tanto es el precio.

Poco se ha hablado del miedo que da ver al clan cuervo en la estación de autobuses a las 07.00. Además, están claramente diferenciados los cuervos de las palomas. Las palomas entran dentro de la estación, ¡e incluso llegan hasta los andenes!

p61104-173840
Schmalzkuchen. Mi madre dice que saben como a churro, pero con el añadido del azúcar glas. Kröpcke. Hanóver

Esta semana que está mi madre por aquí me está costando tener algún ápice de hábito saludable. Evidentemente quiere probarlo todo: cuando digo todo, me refiero a todos los tipos de salchichas (Wurst) que hay en la ciudad. Es comprensible y, claro, no voy a dejarla sola… Además hasta he comido alguna que otra comida casera también. Y nos ha nevado. Ha pasado de todo en esta semana…

p61108-131228
Parte de atrás del ayuntamiento. Maschsee. Hanóver.

También hemos viajado, aprovechando que los fines de semana tengo más tiempo. Hemos visto Hamelín (Hameln) y Bremen. Si no recuerdas muy bien la leyenda del Flautista de Hamelín, puedes leer un poco en este link.

Y ya está. Ya tengo poco más que contar, voy soltándome cada vez más con el idioma, me gusta mucho el colegio y el trato con los demás profesores, el otro día di un discurso de unos 5-6 minutos en alemán delante de mucha gente…

¡Os dejo con una cosa muy chula que nos hemos encontrado en Bremen!

p61113-125536

Alles gut! ¡Hasta la próxima semana!

 

Semanas astrománticas (5ª y 6ª)

¡Eh, chavales! Esta actualización comprenderá mis dos semanas, puesto que ya la vida del trabajador es muy dura y tampoco da lugar a muchos acontecimientos nuevos (falacia). Antes de nada, ¿os habéis fijado en el magnífico amanecer que tengo de camino al colegio? Voy con una compañera profesora los lunes, martes y jueves, es decir, los días que trabajo en el colegio.

Resulta que, debido a lo del intercambio con el colegio de Logroño, pude ir a una excursión a la Autostadt (algo así como la ciudad del automóvil) de Wolfsburg. Total, que estuve buscando qué modelo me iba a comprar con el dinerillo que voy a ahorrar este año de auxiliar, y decidí que sería el siguiente:

p61025-120907
Cochecillo barato de Bugatti. Se aceptan donaciones.

En verdad, es una excursión que a los fanáticos de los coches les encantaría. La ciudad de Wolfsburg vive básicamente de esto; es una ciudad artificial, podríamos decir. Ya os podéis imaginar el nivel de contaminación que había…

p61025-105621
Autostadt. Wolfsburg. Humo.

Al final de la semana laboral me estaba embarcando en un avión de vuelta a Madrid para pasar Halloween con mi novia. Fue un poquito de oxigenación y a la vez preparación para no volver hasta Navidad (Weihnachten). ¡Qué temperatura más buena hacía en Madrid! No os podéis imaginar el frío (polar) que hace por aquí.

p61029-181421
La calidad no está en los píxeles. Manuel y Paola. Madriz*

Bueno, y poco se ha hablado de que he perdido casi 12 kilos en 8 semanas siguiendo un estilo de alimentación sin gluten y sin azúcar. Y no os vayáis a creer que no como nada; hay todo un abanico de posibilidades para comer. De vez en cuando me salto un poco la “dieta”, y ahora que está mi madre aquí, ¿cómo no iba a llevarla al Bavarium?

p61104-143803
Plato combinado de la casa. 18€ con algo. Un poco locura. Bavarium. Hannover

Y ya queda poco más que contar: en el colegio me va muy bien con los niños, ahora con mi madre me dedicaré a viajar un poco por la región y a poner el piso a punto, y me han cogido para trabajar en una academia de idiomas, pero, ¡por ahora no voy a decir nada, no vaya que se arrepientan! Solo una cosa: ¡pagan 30€ la hora y media de clase!

El tema del Internet me tiene un poco *caga’o (*acojona’o) porque tengo un miedo tremendo a levantarme un día y tener una carta de unos abogados diciéndome que o les pago xxx euros o me denuncian por haber realizado descargas ilegales.

Por lo demás, todo bien. ¡Hoy hace buen día!